Tecnología y desarrollo de la comunicación en el autismo

PSICOLOGOS DE HARVARD: PADRES QUE CRIAN NIÑOS FELICES HACEN ESTAS 5 COSAS
13 abril, 2018
APP Soy cappaz
14 mayo, 2018
Mostrar todos

Por Gustavo Rodríguez de la Fuente – Creo debe haber pocas cosas tan frustrantes como el hecho de querer transmitir un mensaje y sentir que las personas a las que va dirigido no son capaces de interpretarlo.

Al menos esta es mi percepción cuando mi hijo de 5 años, diagnosticado de TEA, intenta comunicarse conmigo y no soy capaz de entenderlo. Empieza en ese momento un juego de prueba y error, el cual termina en ocasiones de forma favorable, pero que no en raras veces deriva en una rabieta por la frustración de no haber sido capaz de hacerse entender. Todo lo anterior se acentúa por el hecho de que nuestro hijo aún no ha desarrollado lenguaje verbal…

Hasta hace un tiempo veníamos desenvolviéndonos bien mediante el uso de signos. Sin embargo, a medida que sus necesidades de comunicación aumentan adquieren una mayor complejidad, siendo el lenguaje signado insuficiente. Es en ese momento cuando nos planteamos la introducción de pictogramas como un facilitador para la comunicación.

En un principio éramos optimistas respecto a la aceptación de los pictos, ya que nuestro hijo siempre había demostrado una gran capacidad visual. No obstante, la realidad se mostró mucho más dura de lo esperado. Desde el comienzo vimos que los pictos no le generaban el más mínimo interés y, por extensión, no terminaba de asignar un significado a los mismos.

Nuestro hijo es un enamorado del Ipad (puede pasarse las horas muertas jugando con distintas apps y viendo vídeos), por lo que intentamos apoyarnos en distintas apps para tal fin. Aunque algunas de las apps publicadas son realmente buenas, vimos que en su mayoría partían de la premisa de que el niño estaba ya familiarizado en cierta medida con el uso de pictos. No era nuestro caso.

Ante esta situación decidimos explotar por nosotros mismos todas las capacidades de las nuevas tecnologías mediante el desarrollo de unas apps adaptadas a sus necesidades concretas.

Así nacieron Linking Igualación (play.google.com/store/apps/details?id=com.gusrodr.linking) y Linking Categorización (play.google.com/store/apps/details?id=com.gusrodr.linking2up). Aunque son dos apps muy sencillas y gratuitas, los resultados en nuestro caso han sido realmente buenos. No sólo están permitiendo que nuestro hijo cada vez se encuentre más cómodo con la visualización de los pictos, sino que también se han convertido en una herramienta fantástica para trabajar turnos y tiempos de espera con su hermano pequeño de dos años.

Linking Igualación tiene como única finalidad que el niño se familiarice con algunos de los pictos más comunes. Es un juego de igualación simple en el que el niño debe arrastrar aquel pictograma que se corresponde con el de la imagen central. Si la asociación es correcta se reproduce un audio con el nombre del pictograma.

Linking Categorización va un pasito más allá. En una primera pantalla el niño deberá seleccionar dos categorías. A continuación se irán visualizando de forma aleatoria un total de doce pictos pertinentes a dichas categorías. El objetivo es arrastrar el picto a la categoría correcta. En caso de acierto también se reproduce un audio con el nombre del pictograma.

Estas aplicaciones pueden descargarse de forma totalmente gratuita.

Gustavo Rodríguez de la Fuente, además de padre de un niño con autismo, también es el creador de estas aplicaciones que esperamos sean de su interés.

Articulo de: https://autismodiario.org/2015/10/13/tecnologia-y-desarrollo-de-la-comunicacion-en-el-autismo/